3 abr. 2011

Cómo hacer un musical, por 'Grey's Anatomy'

La esencia del musical son los sentimientos, cuando están más exaltados que nunca el personaje se siente tan superado por la situación que no le queda otro remedio que ponerse a cantar y terminar con la mejor actuación de todas, es una delicia de capítulo en el que la preocupación y la desesperación por salvar a una compañera de trabajo hacen fluir las emociones como nunca, como antes pasase con Meredith o con Burke.

*SPOILERS hasta el 7x18 "Song beneath the song"*


Y lo que hace especial a este capítulo es la experiencia extrasensorial que lleva a Callie a verse fuera de su cuerpo y mediante las canciones más míticas de la serie sus amigos la ayudan, a ella y al bebé, a recuperarse del terrible accidente que acaba de sufrir. A parte de Arizona, quien más iba a sufrir con esto es Mark Sloan, su mejor amigo y padre del bebé, poniendole los sentimientos a flor de piel a la siempre empática Lexie y provocando el ultimátum de Jackson.

Desde luego no podría empezar mejor, con (para mí) la más mítica de las canciones de la serie 'Chasing Cars' de Snow Patrol por Sara Ramírez, a la que se le une Kevin McKidd (toda una sorpresa para mí, ya tengo otro pelirrojo a parte de Ewan McGregor) y más tarde el resto del cast. Estaría bien que por fín le dieran un rumbo y una personalidad a Owen Hunt, potencial tiene.

Otra que merece mención especial desde luego es Chyler Leigh, además de convertirse en uno de los personajes más adorables de la serie descubrimos que su voz también es adorable. Esperemos que deje de dar palos de ciego con Jackson y sus tonterías y vuelva con Mark de una vez, a quién no debió dejar nunca y en éste capítulo han dado otro pasito hacia la reconciliación.



Alabanzas también merece 'How to save a life' de The Fray, jamás una canción que no esté hecha para ello podrá estar mejor integrada en el argumento de una serie, cada personaje se integra perfectamente con el significado del momento, hasta el "I lost a friend", aunque también descubrimos que tanto Erik Dane como Ellen Pompeo no tendrían futuro en el mundo de la música, pero por lo menos lo han intentado, otros como Patrick Dempsey, Sandra Oh, Kim Raver o James Pickens Jr. no se han atrevido.

En el lado negativo tenemos a 'Running on sunshine' de Jesus Jackson, para mí la única que no tenía mucho sentido dentro del episodio, una canción sin más, de parejitas y poco más. para mostrar un poco de carne y para hacerlo todo un poco menos tenso con las bromas del personaje de Scott Foley, además de sentir envidia de Lucy. Por no hablar del no cameo de Kate Walsh, que un poco más y no sale.

Y lo mejor para el final, como en el capítulo, Sara Ramírez en este capítulo se sale, no me extraña que sea ganadora de un Tony, ahora además debería llevarse un Emmy por esa magnífica interpretación sacando todo su corazón para despertarse a sí misma, además de ser una de las maneras más originales de despertarse que se han visto.



El balance del capítulo no puede ser más positivo desde luego, cuando me enteré de que iban a hacerlo creía que se iban a cargar la serie, pero no, le han dado aún más valor a una redonda séptima temporada y sí, tendremos boda Callie Arizona seguramente para la finale. Es un capítulo desde luego 100% recomendable, otra delicia que nos dejan como la masacre con la que finalizó la anterior temporada. Ya podrían aprender otros a hacer musicales (ejem).

¿Qué te ha parecido el capítulo? ¡Gracias por comentar!