19/3/2012

'The Walking Dead', valió la pena esperar


Fruto de la desesperación y del aburrimiento al que nos tiene acostumbrados 'The Walking
Dead' nace una euforia al ver los tres últimos capítulos, pero es algo de lo que ya no nos podemos quejar, ya sabemos que la serie es así, lo que no quita que nos quejemos en los períodos tediosos y la ensalcemos en sus mejores momentos gracias a su irregularidad y los tres últimos capítulos de su recién finalizada segunda temporada son algo de lo mejor de la televisión.

(por supuesto a partir de aquí hay SPOILERS!)
La serie sabe ser intensa, profunda y de calidad, nos lo han demostrado varias veces, es en rellenar el resto del tiempo del capítulo en lo que falla, lo típico de mover palos de un sitio para otro pero no nos muestran el fin, conversaciones irrelevantes entre personajes más irrelevantes todavía y miradas al vacio que nos resultan más condescendientes que para darnos pie a empatizar. En las escenas de tensión es donde se luce realmente la serie, momentos como la salida de los zombies del granero con Sophie entre ellos, la no ejecución del Randall, la pelea entre Rick y Shane, la invasión de la horda zombie, etc. elevan la calidad de la serie hasta puntos que no se habían visto antes, acostumbrados a la pausa y el diálogo, que es quizás lo que más se esperaba de la serie por mucho que se trate de AMC (con esto me pregunto qué sería de la serie en FX).

Simplemente la inclusión del personaje de Randall le ha dado mucha vida a la serie, ha provocado enfrentamientos y desencadenado hechos que no hubiesen pasado sin él como el debate Dale contra todos, la no ejecución y el plan de Shane. Es algo que quizás la serie debería haber intentado usar más, al principio de la temporada llegaron a una granja y solo hemos sabido de Otis, Hershell y Maggie, otros como Jimmy o Patricia estaban practicamente de figurantes mientras los otros miraban al horizonte. Una centralización el los personajes demasiado enfocada a los principales y que deja a los secundarios mucho más al margen de lo normal. Y si encima los principales caen mal apaga y vámonos.

Supongo que en la irregularidad tendrá mucho que ver la reducción de presupuesto y el cambio de showrunner, queriendo dejar la mayor cantidad para la horda zombie creando una finale de lo más espectacular posible dejando a los demás capítulos siendo más introductorios, una estructura que favorece poco al formato serie y desespera a más de uno pero que podría interpretarse como la incertidumbre que viven los personajes en su situación actual, sin la seguridad de lo que va a pasar ni cómo van a estar y que el más mínimo ruido puede romper toda la estabilidad conseguida.

La hipocresía de Rick
Realmente nos muestra a Rick, el líder del grupo, como un personaje que es obligado a tomar el mando del grupo, tomando decisiones que no siempre son las acertadas, no tiene ningún sentido rescatar al chico para luego ejecutarlo. En ese caso Dale era la voz de la razón del grupo, una oposición a su pensamiento firme que se hacía respetar, pero tras su muerte no hay nada más que esperar que la dictadura de Rick en el grupo y es que una cosa es que te elijan para guiar y tomar decisiones y otra autoproclamarte como hace al final completando así su paso al lado oscuro.

La horda zombie no hace mas que complicar las cosas y facilitarle a Rick imponerse ante los demás, una vez fuera de la granja Hershell, éste no tiene poder alguno, el respeto hacia Dale murió con el a pesar de sus palabras en el funeral y de la impulsividad de Shane del que se deshizo por propia supervivencia, mientras que sólo nos quedan Darryl y Glenn que son más un brazo ejecutor y a Andrea perdida de la mano de un misterioso personaje, Michonne.

Revelaciones
Viendo la situación que tienen lo último que quizás esperamos de ellos son respuestas a la situación, lo primero que planean es sobrevivir, entender por qué pasó pasa a un segundo plano cuando la vida de todos está en riesgo, pero aún así Rick revela que todos son portadores del virus, por lo que al morir se activa (cosa que pasó con Shane). Pero entonces debe afectarles a unos sí y a otros no, porque a Dale no le pasó.

También nos descubren un nuevo y misterioso personaje, Michonne, que va con dos zombies encadenados sin brazos (como no seguidor de los comics que soy, no tengo la más remota idea de por qué) y el emplazamiento donde se encuentran, cerca de lo que parece una cárcel.

Quizás en este caso la mentalidad de Andrea era la más practica, en un mundo cada vez más oscuro y difícil de sobrevivir quizás lo mejor sea quitarse de en medio, pase lo que pase, lo veremos en la tercera temporada el próximo otoño.

¿Qué te ha parecido el final? ¡Gracias por comentar!