20/4/2012

'The Client List', una nueva forma de comedia

Esta temporada ha sido la escogida por Jennifer Love Hewitt para volver a la televisión tras finalizar  'Ghost Whisperer' (Entre Fantasmas) y vuelve rehaciendo una tv movie que protagonizó con éxito el año pasado para el canal Lifetime. La chica habrá dicho pues tras tanto susto ahora voy a meter un poco de mano y disfrutar y es que la serie es un culebrón Multicine de Antena 3 aderezado con mucho efebo descamisado para disfrute de las señoras americanas, y nosotros claro. Al igual que su compañera en 'Sé lo que hicisteis el último verano', es productora de la serie que protagoniza y ambas reciben prácticamente las mismas críticas, dos divas teen, aspirantes a reinas del trash disputándose la corona de la temporada, ¿Sarah o Jennifer?.



La serie, basada en hechos reales, narra la historia de Riley (Love Hewitt) una esposa y madre de dos hijos que pasando una crisis económica ve que a una amiga del instituto le va bien en su trabajo y le pide ayuda. El trabajo es de masajista pero lo que no sabe es que su amiga saca dinero de una lista de clientes a los que hace unos extras. No nos dicen qué son exactamente los extras, pero se intuyen trabajos manuales. Por si fuera poco, su marido la abandona sin ninguna explicación dejando una nota que provoca una escena que a mí me pareció hilarante por su excéntrica interpretación.


La serie está llena de burradas y barbaridades y ello la hace muy disfrutable. En primer lugar, los clientes que van buscando extras son todos efebos que parecen sacados de un museo grecorromano, por supuesto todos mejores que su marido, por si fuera poco la ronda su cuñado que también está de toma pan y moja y lo mejor es que el único cliente desagradable ¡sólo busca un masaje! ¡WTF!!. En segundo lugar, la mujer de uno de sus clientes va a increparle lo que hace y ella como si de un fantasma de su antigua serie se tratase, se pone a razonar con ella y explicarle todo lo que su marido no le dice, ¿Qué mujer va con toda la tranquilidad del mundo a preguntarle a la prostituta de su marido eso?. También cuando el cuñado ve que le va bien de dinero le increpa que tiene un sugardaddy (un amante que le paga las cosas) y ella se pone realmente histérica, cuando realmente tiene una veintena de sugardaddys. La madre tiene un salón de belleza enorme, pero claro como hay problemas de comunicación no la puede ayudar y así todo el rato...

Pero no todo va a ser malo, tenemos a la gran Loretta Devine (Adele Webber en 'Grey's Anatomy) que con su vocecilla encantadora ejerce de Madame del lupanar protegiendo a sus chicas de las señoras que escriben WHORE (In the Ringer Style) en sus coches o animándolas a ir al Karaoke (Si por algo merece seguir es porque en el segundo hay Karaoke, Jenni cantando country y borracha diciéndole a su cuñado "I can't feel my lips" como excusa para que la bese, impagable. Por no mencionar la conspiración que se monta con la tal Maxine, pero vamos que si me entretengo en mencionar todos los WTF que tiene la serie me puede salir un post kilométrico).

La Tv Movie
Si la serie es trash, la Tv Movie por supuesto que lo es, en este caso yo creía que iban a continuarla, pero no, han decidido rehacerla desde el principio introduciendo algunos cambios, como por ejemplo, el marido en la Tv Movie no la abandona hasta que no se entera de todo. De repente pasan un mes de estar a punto de ser deshauciados a comprarle una Harley. O se juntan todas las mujeres de los clientes con ellas en un salón a hablar de lo que le gusta a sus maridos que le hagan, cuando lo normal sería despellejarla entre todas y así toda la película.

Si eres de los que disfrutan con Ringer, póntela ahora mismo porque no tiene desperdicio, una serie de las malas malas para poner como lo peor del año, pero tan mala tan mala que también aspira a lo mejor, trash del bueno.