28/11/2012

Brickleberry, el estreno más bestia


Ante los estrenos de comedia de la temporada bastante sosos que se nos ha presentado, por no decir que algunas son pésimas, ha pasado totalmente desapercibida una serie de cable que para mí es uno de los mejores, tanto que deseo que lleguen los miercoles para poder ver el nuevo episodio como los lunes. De la mano de Comedy Central, ese gran canal del que siempre le doy una oportunidad a cualquier estreno gracias a que emite South Park, Futurama, Ugly Americans, Workaholics o los Comedy Central Roast hoy toca hablar de mi estreno favorito de comedia.


Brickleberry es un parque nacional al estilo de Yellowstone (de hecho hay rivalidad) pero en el que sus empleados no pueden ser más incompetentes. Empezando por el jefe Woody (Tom Kenny, 'SpongeBob Squarepants', 'Adventure Time') con serios traumas infantiles que proyecta en su mascota a quien considera un hijo Malloy (Daniel Tosh), una cría de oso consentida y mal hablada que recuerda mucho a Stewie de 'Family Guy'. Del lado de los empleados tenemos al egocéntrico Steve (David Herman 'Futurama', 'Bob's Burgers'), Denzel (Jerry Minor, 'Eastbound & Down', 'SNL') un ranger al que le da miedo el bosque y tiene un fetiche con las mujeres mayores, Ethel (Kaitlin Olson, 'It's Always Sunny in Phildelphia') la recién contratada y cargada de ilusión y la poco femenina y obsesionada con la novata Connie (Roger Black 'The Damn! Show'). Está creada por Roger Black y Waco O'Guin y coproducen con Daniel Tosh que también presenta el programa 'Tosh.0' en el que comenta en clave de humor videos virales de YouTube en el canal de Viacom.

El humor de la serie se puede considerar bastante ofensivo, pero no se concentran en una cosa sino que hay igualdad en ofender a todos los palos posibles, hay chistes sobre Alzheimer, negros, homosexuales, SIDA, minusválidos, animales, Parkinson, violaciones, etc. y eso sólo en el piloto. Pero en lugar de buscar el chiste más inteligente de South Park en el que puede funcionar como denuncia social, aquí no, va directamente al humor políticamente incorrecto, un humor que deja al de 'Family Guy' al lado del de 'Modern Family. Es una comedia con un humor muy específico y que va más al gag fácil que a crear todo un trasfondo en la trama gracioso y es muy efectiva porque está cargada de gags que no suelen fallar pero si el humor sin límites no es tu tipo no te va a hacer gracia de ninguna manera, es más puedes terminar bastante cabreado con los creadores.

Una muy buena serie de animación, de lo mejor de los estrenos y nada recomendada para personas sensibles y sí para aquellos que piensan que las comedias son cada vez más flojas y correctas. Y si la has visto y te ha gustado, estamos de enhorabuena porque Comedy Central la ha renovado por una segunda temporada de 13 episodios, que salvo algún movimiento inesperado se emitirá el próximo otoño de 2013.