15 mar. 2013

'Top of the Lake' y 'Broadchurch', dos policíacas muy diferentes

No iba mal encaminado cuando puse en mi top 3 de series del 2012 a 'Bron/Broen', la disfruté mucho y tanto su estilo como sus interpretaciones me tuvieron enganchado capítulo tras capítulo toda la temporada y la influencia de este tipo de series es más que notable. Ahora esta tendencia se está generalizando bastante, la influencia escandinava llega a UK y USA adaptándolas a su propia manera de hacer sus series con dos interesantes nuevas series del género policíaco.


Top of the Lake, peculiar y llamativa

El piloto de Top of the Lake puede que sea uno de los más extraños de la temporada. La coproducción de USA, UK y Australia y ambientada en Nueva Zelanda, está ideada por Jane Campion ('Brigh Star', 'The Piano') y protagonizada por una de las chicas favoritas de este blog, Elisabeth Moss ('Mad Men'). De siete episodios sólo hemos podido ver por ahora el piloto y ha dejado muy buenas impresiones, la detective Robin Griffin (Moss) especializada en delitos contra la infancia vuelve a su pueblo, en Moke Lake, para investigar el embarazo de una niña de 12 años hija de un traficante de drogas local.

La serie bebe directamente de la ola noir escandinava que se ha hecho popular gracias a la emisión en BBC de series como 'Bron/Broen' y 'Forbrydelsen', y de ellas adquiere la estética oscura y el protagonismo de una mujer como líder de la investigación ante un entorno bastante machista y degradador para la mujer. La trama es cuanto menos espeluznante, cuando la detective Griffin se encuentra con el padre de la niña (Peter Mullan) se da cuenta que hay algo ahí que huele a podrido. Por otro lado resulta también curioso el personaje de GI (Holly Hunter), una especie de guía espiritual que sirve de apoyo a un grupo de mujeres que han pasado por una mala época, éstas se instalan en unos territorios que provocarán algún que otro altercado con sus vecinos. La serie puede caer en el buen hacer de 'Bron/Broen', el los palos de ciego de 'The Killing' o llegar al divertido absurdo de 'Banshee'.



Broadchurch, el toque más dramático british

Otra que sigue bastante el estilo es 'Broadchurch', británica de la cadena ITV donde la detective Ellie Miller (Olivia Colman) debe investigar la muerte del niño de 8 años Danny Latimer, amigo de su hijo, en el fondo es un pueblo (el del nombre de la serie) donde todos se conocen, así que afecta bastante a ella, así que le ponen como compañero a Alec Hardy (David Tennant), un detective que tiene un pasado algo oscuro y que se muestra bastante frio con ella, también deberá luchar contra el machismo dominante en la comisaría del pequeño pueblo.

La estética es algo diferente del resto, alejándose del frío de Seattle, Malmö, Copenhage, Moke Lake, etc. con unos tonos más cálidos y acogedores, también se centra más en cómo afecta esta muerte a su entorno que no suele estar acostumbrado a eventos así. En lo que sí parece que seguirá a 'The Killing es en poner todos los impedimentos posibles para ver la resolución del caso, aún así y siendo menos peculiar que la otra parece que veremos un drama más familiar y por otro lado la investigación. Menos innovadora pero aún así el cambio de estética, el que sea un niño pequeño y no una adolescente y que esté coprotagonizada por Tennant será al menos interesante de ver.



Y dentro de poco llegarán las adaptaciones americana y franco-británica de 'Bron/Broen' y la segunda temporada de la serie original sueco-danesa, así que la tendencia seguirá al menos una temporada más. Además la tercera temporada de la resucitada 'The Killing' parece que estará lista para ser estrenada en mayo en AMC. Mientras tanto nos quedamos con estas dos que parecen ser entretenimientos más que dignos.