6 dic. 2013

Los 5 estrenos imprescindibles del inicio de temporada

La temporada de nuevas series ha comenzado floja, los nuevos estrenos se dividen entre clones de 'Modern Family' ('Welcome to the Family', 'Trophy Wife', 'The Michael J. Fox Show', etc.) y aspirantes a iconos trash como 'Ringer' ('Hostages', 'Reign', 'Atlantis', etc.) pero ninguna consiguiendo su propósito. Es más, quedándose por debajo de la mediocridad, pero no toca hablar de series mala sino de las mejores de lo que llevamos de temporada, aunque haya costado encontrarlas:

5. London Irish

De Channel 4 (Skins, Misfits, etc.), cuenta las divertidísimas experiencias de un grupo de norirlandeses viviendo en Londres, Patrick (Peter Campion), Niamh (Kat Reagan), Bronagh (Sinead Keenan) y Connor (Kerr Logan), que como buenos irlandeses con lo que más disfrutan es con un cerveza en la mano.


El choque de las costumbres entre irlandeses e ingleses, montones de humor absurdo y una gran química de grupo. Como en todo grupo de amigos caben diferentes caracteres, están perfectamente definidos y sus interacciones son lo más gracioso de la serie. Como 'Friends' o 'Happy Endings' lo mejor suele venir según avanzan los capítulos, cuando empiezan a autorreferenciarse, cuando empezamos a conocerlos mucho más. Pero por ahora se queda en el número 5 porque para mí sólo hay dos comedias que la hayan superado.

4. Masters of Sex

Bill Masters (Michael Sheen) y Virginia Jonhson (Lizzy Caplan) son dos pioneros investigadores de la sexualidad humana en la Universidad de Washington y al mismo tiempo la evolución de sus estudios también afectará a su vida privada.

Tener como referente a 'Mad Men' es algo muy duro, no hay más que recordar la infame 'The Playboy Club', pero en esta se consiguen muchos más aciertos, empezando por los protagonistas, un acierto total de casting cuya química es de lo mejor de la serie. Pero no consigue que Bill sea un personaje con tantos grises como Don Draper, consigue que le odiemos directamente sin ninguna duda, por su trato a su mujer entre otras cosas. O quizás sea que todavía no sabemos todo lo que tenemos que saber. La serie a veces es más de network de lo que debería ser, quedándose en una tierra de nadie que no la hace destacar tanto como sus compañeras del cable. Aún así es de lo mejor que se ha estrenado y tiene bien merecido el número 4.

3. Brooklyn 99

Una comisaría de policía es el escenario de la nueva serie del guionista de 'The Office' y 'Parks and Recreation' Michael Schur, Peralta (Andy Samberg) es el detective estrella, el más popular y el más inmaduro, su relación con su nuevo jefe es el eje de la comedia, el estricto capitán Ray Holt (Andre Braugher) para el que se convertirá en una pesadilla.

Tiene todo lo necesario para convertirse en la próxima serie adorada por todos, repite el esquema de personajes exacto de 'The Office' y 'Parks & Rec' y aunque de vez en cuando se meta por medio un caso, lo mejor es la relación entre ellos, la relación Santiago-Peralta, el bullying a Boyle, los evidentes problemas para controlar las emociones de Jeffords o la intrigante brusquedad Díaz. Todos ellos conforman un grupo muy coral, aunque el protagonismo de Peralta es evidente no lo es tanto como lo eran Michael Scott o Leslie Knope en sus respectivas.


2. Hello Ladies

Stuart Pritchet (Stephen Merchant) es un solterón que se instala en Los Ángeles para encontrar a su pareja ideal, normalmente atraído por modelos y actrices se mete en más de un lío por culpa de su torpeza social.

Entre lo incómodo y lo vergonzoso se encuentra el humor de la serie, aún así entrañable, cómica e imprescindible del año. Lo mejor es que también funcionan perfectamente los secundarios, tanto Christine Woods como la compañera de piso de Stuart y postulante actriz que tiene en sus ansias aspiracionales con respecto a su carrera lo mismo que él con las mujeres. Así como Wade (Nate Torrence, ese actor que no aprovecharon en 'Mr. Sunshine' como al resto del casting), quien desde su esperanza roza el drama, no sin antes ridiculizarse también, intentando recuperar a su mujer.

1. Sleepy Hollow

Si no estás viendo Sleepy Hollow te estás perdiendo el mejor estreno de la temporada, el más entretenido y el más adictivo. La leyenda del jinete sin cabeza vuelve en forma de serie con Ichabod Crane (Tom Mison) en la actualidad con Abbie Mills (Nicole Beharie) como compañera para investigar el misterio. Alex Kurtzman y Roberto Orci, pareja encargada de 'Fringe' son los creadores de la serie, por lo que podemos esperar algo bueno (al menos en las cuatro primeras temporadas).

Es una serie perfectamente disfrutable, la acción engancha, resulta novedosa y nada repetitiva, aunque esté muy visto eso de la pareja de investigadores no resulta nada forzado, no es como en la desastrosa 'Alcatraz', la química entre Abbie e Ichabod es divertidísima, con todas las referencias a la modernidad incluidas. Según avanza y se conoce más la trama se nota que está bien planificada y que creativamente tiene mucho que aportar, dejándonos varias veces con cliffhangers y las ansias de más. Además de todo esto, también recupera leyendas vivas de la seriefilia como John Noble ('Fringe') o Victor Garber ('Alias'), ¿Qué más se le puede pedir? Ron Rifkin quizás.