16 may. 2014

'Bates Motel' o la inocuidad del entorno del psicópata

Podrán vendernos 'Bates Motel' como un thriller psicológico a ritmo frenético, pero que no os engañen, es cosa del trailer únicamente. Ya en su segunda temporada, las diez horas de relleno más descarado desde la temporada final de 'Lost', la trama ha brillado por su ausencia y la sensación de pérdida de tiempo ha aumentado aún más que en la mediocre primera temporada.



Norma (Vera Farmiga) y Norman (Freddie Highmore) siguen con su enfermiza relación demostrando que son lo mejor de la serie. Quizás en lugar de lo mejor debería decir lo único bueno de la serie por que otra cosa no se le puede destacar, si no fuera por la relación madre-hijo, jamás agunataría seguir esta serie. Y es que en cuanto sale de la dinámica Norma-Norman la serie va perdiendo enteros. Si esto es lo que vamos a tener cada temporada. señor Carlton Cuse yo me bajo inmediatamente. La palma se la lleva la trama de el otro hijo de Norma, Dylan (Max Thieriot), que como se ha ido demostrando no le importaba ni a su propia madre. Mientras que tanto las andaduras de Norma siendo ¿concejala? y su hijo con su rebelde novia. Si alguien tiene menos futuro que una serie de A&E es una novia de Norman Bates.

'Bates Motel' no es más que otro ejemplo de usar una historia ultraconocida para atraer espectadores y rellenar con paja todo lo posible intentando llamar la atención de vez en cuando pero tras ver la segunda temporada mucha gente se habrá dado cuenta del esquema "Cuse-iano", lo que provocará una caida cada vez mayor de la audiencia (exactamente lo que ha ocurrido en la segunda temporada). La perversión del personaje y del mito 'Psicosis' han sido de las peores trasladadas a la televisión, convirtiendo al psicópata más conocido del cine en un serial melodramático que no tiene fuerza en un 90% de sus escenas.

Es curioso que el lema del canal sea "Be Original", dos de sus últimos estrenos han sido una precuela "Bates Motel" y un (desastroso) remake  "Those Who Kill". La originalidad es algo dificil de encontrar ahora mismo en televisión, sólo la semana pasada fueron canceladas 23 series en las networks (aunque sólo viera 3 la cifra asombra). Por ahora A&E no puede presumir de haber aportado nada al mundo de las series más allá de un par de reboots y alguna otra más mediocre.